Archive for the ‘Me llamo Earl’ Category

La música en las series, un gran avance

enero 25, 2010

Cuando los entendidos quieren hablar sobre una serie siempre atienden a argumentos técnicos como los planos, la ambientación, vestuario, etc. o a parámetros más subjetivos como la dirección, trama o actuación. En contra de todo esto me gusta pensar que existen algunos fundamentos más sencillos capaces de ofrecer una visión general de lo que estamos analizando.
Puestos a simplificar, me quedo con dos conceptos: lo que vemos y lo que oímos, así de fácil. Está claro que no debemos tratarlos por separado pues deben estar totalmente sincronizados en el plano secuencial, pero tampoco me gusta ver cómo se menosprecia lo que se oye frente a lo que se ve, como si tuviese menos importancia.
Dejemos a un lado los efectos sonoros y los diálogos como parte de lo que se oye y centrémonos en la música ambiental, el fondo musical entre las escenas.
El sábado pasado escuché en Radio Nacional 3 un programa llamado La Madeja donde se podían escuchar algunos openings y canciones de series, un genial repaso para rememorar antiguas glorias. Podréis escuchar el podcast pinchando aquí.
En muchas series podríamos cerrar los ojos, dejar volar la imaginación y tener una experiencia muy parecida a ver el capítulo. ¿Cuántas veces hemos escuchado me habrán preguntado por una canción escuchada en House o en Smallville? Ese interés por las bandas sonoras no viene de ahora, pero la mejora es innegable. A las anteriormente mencionadas uniria Me llamo Earl, Anatomía de Grey, comedios tipo weeds, scrubs o el séquito y puramente ambientales como Soprano o Lost.
Podría pasarme el día entero recordando escenas donde prácticamente la música se hace con el control de nuestros sentimientos para no sólo acompañar a lo que se está viendo en ese momento, sino ser la principal batuta del argumento.
En la radio podemos escuchar fragmentos donde, además de observar un buen guión, el uso de una determinada canción eleva la historia a lo más alto. Por ejemplo:

Quizás alguno lo verá como una tonteria, como un simple complemento que nos recuerda a las matanzas de Omar en The Wire, pero la relación que se produce entre el sonido y el oyente tiene tanta fuerza que te puedes imaginar en 5 segundos lo que pasará en los siguientes 5 minutos.
Bueno, no es por hacer apología de lo que se oye frente a lo que se ve, pero aún tenemos un medio tradicional recibido sólo por nuestro oídos, mientras que yo no he visto ninguna televisión sin sonido; bueno sí, los cómics…

"30 Rock" ¿serie de corriente indeseada?

diciembre 26, 2008

Desde que comencé a escuchar el nombre de Tina Fey no paré de darle vueltas a una cosa: necesito verla como sea!!
Primero comencé con el sketch archiconocido en Saturday Night Live de Sarah Palin, antigua candidata a la vicepresidencia americana por el partido republicano. Una auténtica pasada. La mujer es una showwoman de las buenas y una muy buena profesional. Se nota que el humor corre por sus buenas y su parecido físico ha ayudado a crear una imitación graciosa y de calidad.
Cuando anunciaron la nueva serie de Fey no dudé en poner altas las expectativas. La nueva corriente humorística Fey iba a tener a su líder en una serie de calidad, muy distinto al Saturday Night Live.
Pues bien, después de ver la primera temporada solo me queda decir que, para mi desgracia, la calidad de la serie dista mucho de la calidad de sus intérpretes.
Sinceramente me extraña mucho la crítica tan positiva que desde otros medios se hace de esta serie totalmente infundada. Parece que dicen “como a todo el mundo le gusta Tina Fey, todo el mundo adora Rockefeller Plaza (30 Rock en España) y por ello hay que hacer buena crítica”.
Un guión muy por debajo de otras comedias actuales y una caracterización de los personajes bastante mal conseguidos. Los personajes no aportan nada (como mucho el típico negro gracioso y poco más) y Tina Fey hace lo que puede con lo que le rodea. A Alec Baldwin (un grandísimo actor) se le queda enorme este papel de jefe elocuente y gracioso.
Os doy un consejo a la hora de ver una comedia de este tipo: cerrad los ojos y escuchad las conversaciones que se desarrollan en la trama. Series actuales como Scrubs, Friends o Weeds consiguen que sus argumentos explotados sean exclusivos y muy divertidos. Otros como Me llamo Earl o Cómo conocí a vuestra madre parten de un argumento gracioso y la cantidad de posibles situaciones cómicas son enormes, lo que hace que aumente aún más si cabe el nivel de la serie, siempre y cuando sepa llevarse a cabo con coherencia.
El gran problema de 30 Rock es la falta de puntos cómicos en todos sus apartados; y con la “falta” no quiero decir que no haya, porque sino sería vergonzoso.
La serie no tiene un argumento que de inicio parta con ventaja. Tampoco su guión es para tirar cohetes pues no es capaz de sacarte una sonrisa más de 3 veces por capítulo y, en ocasiones, están más que forzadas los intentos de agradar al público y los personajes, como antes he coimentado, no llegan a casi ningún público.

Lo que nadie puede dudar es de la mediatización de Tina Fey, lo que aprovechan los productores para dar más bombo a un producto limitado. ¿O es que la crítica de la serie va más allá de lo graciosa de su actriz?
Una pena de producción porque las expectativas la situaban en lo más grande y sólo ha triunfado frente a la crítica más politizada… así que nada, tendremos que conformarnos con el resto… que a mí personalmente me llena muchísimo.